Juventud

CRIMEN EN VILLA GESELL

Caso Báez Sosa: la zapatilla que dejó marcas en el rostro del joven es la de Máximo Thomsen

Así lo determinaron las pericias scopométricas. Fernando Báez Sosa de 18 años fue asesinado por un grupo de rugbiers la noche del 18 de enero frente al boliche Le Brique de Villa Gesell.

Viernes 17 de julio | 12:05

Se conocieron los resultados de las pericias scopométricas para identificar cuál de las zapatillas usadas por el grupo de rugbiers la noche del 18 de enero cuando mataron frente al boliche Le Brique de Villa Gesell a Fernando Báez Sosa fue la que dejó las marcas de los golpes mortales sobre la cabeza del joven de 18 años.

Según lo difundido por fuentes judiciales a varios medios, esos resultados confirmaron que la impronta de la zapatilla obtenida en la autopsia “se corresponde con la impronta de Máximo Thomsen y con unas zapatillas marca Cyclone secuestradas que también coinciden con la impronta de Thomsen”.

Las pericias scopométricas comenzaron el 29 de mayo en el laboratorio de la Policía Federal Argentina (PFA)​ ubicado en Mar del Plata y buscaban comparar las huellas de las zapatillas secuestradas en la casa alquilada por los rugbiers para sus vacaciones, con las marcas estampadas en el rostro Báez Sosa. El objetivo es identificar cuál de los jóvenes del grupo fue el que pateó mortalmente a Fernando en su cabeza.

“Hay una impronta de un calzado en el rostro de Fernando que ha quedado bien gráfica, como un pisotón con la punta. Ese dibujo se coteja mediante fotos con las zapatillas secuestradas. Y hay que determinar además, a quién se le atribuye esa zapatilla”, dijeron fuentes judiciales.

Así, las pericias confirmaron que esas marcas son de la zapatilla de Máximo Thomsen, el joven de 18 años más complicado judicailmente, junto a Ciro Pertossi de 20, Luciano Pertossi de 18, Lucas Pertossi de 21, Enzo Comelli de 20, Matías Benicelli de 20, Blas Cinalli de 19 y Ayrton Viollaz de 21, todos imputados como “coautores” del delito de “homicidio agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas”.

Por su parte Además, Juan Pedro Guarino de 19 años y Alejo Milanesi de 19 están acusados como “partícipes necesario” y esperan el juicio fuera de la cárcel.







Temas relacionados

Fernando Báez Sosa   /    Villa Gesell   /    Crimen   /    Provincia de Buenos Aires   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO