Economía

DESPLOME SIN FIN

Crisis económica: para la OIT hasta 25 millones de personas perderían sus trabajos

Mientras las bolsas del mundo profundizan su desplome, la canciller alemana Ángela Merkel, advirtió que resolver el impacto desatado por el coronavirus implicaría un desafío no visto desde la Segunda Guerra Mundial. La OIT sostuvo que por efecto de coronavirus hasta 25 millones de trabajadores quedarían desempleados.

Guadalupe Bravo

Economista | @GuadaaBravo

Jueves 19 de marzo | 12:30

La creciente incertidumbre y volatilidad financiera sacude a los “mercados” globales, que acumularon otra jornada de hundimiento este miércoles, superando los rojos del cierre anterior. Mientras la propagación de coronavirus continúa, las caídas de las bolsas europeas (3%), asiáticas (hasta 4%) y en Wall Street (6 %), no encuentran fin.

En Brasil el índice Bovespa que cotiza en la bolsa de San Pablo retrocedía 7,45%, y en la city porteña el Merval se hundía un 5,22 %.

El mayor hundimiento del día fue para los precios del petróleo que anotó un mínimo en 18 años. El barril de crudo West Texas Intermediate (WTI), se desplomaba 22%, y se comercializaba a US$ 21,15. A su vez el Brent, que cotiza en el mercado electrónico de Londres (ICE), cerró a US$ 24,93, cediendo casi un 13 %. La caída de los precios del crudo por efecto del coronavirus que implicó una parate industrial en China, profundiza la desaceleración del crecimiento de la economía mundial, inmersa en una crisis de magnitud aún incalculable.

Ángela Merkel, canciller alemana, sostenía en un mensaje televisivo que “Desde la Segunda Guerra Mundial, no ha habido un desafío para nuestro país que dependa tanto de nuestra acción conjunta y solidaria”. Desde el instituto alemán Robert Koch sostuvieron que la pandemia podría alargarse durante dos años e infectar hasta a diez millones de alemanes de no mediar una vacuna.

Los Estados de las principales economías del mundo como Estados Unidos, Francia, Reino Unido, entre otros, han anunciado sumas millonarias de ayuda económica para salvar a las empresas. Esto no evitó el hundimiento bursátil del miércoles, al mismo tiempo que se consolidan los efectos sobre la economía de una crisis que ya afecta sólo a la salud global.

Podés leer: Coronavirus: los Estados aportan millones para salvar a las grandes empresas

Alerta: ya no se trata sólo de una crisis de salud

Las medidas sanitarias de aislamiento social, combinadas con cuarentenas generalizadas, en muchos países ya implican la parálisis de servicios y en los casos de mayor gravedad y avances del coronavirus, también de la producción industrial. Aunque en ciertas empresas han optado por la modalidad de home office, muchos rubros se encuentra paralizados. Esta situación tendrá efectos concretos sobre el mercado laboral, desde la Organización Internacional del Trabajo (OIT) publicaron este miércoles un estudio que evalúa los posibles impactos del virus en el PBI mundial.

El informe de la OIT que contempla distintos escenarios, estima que podría haber un aumento en el desempleo global de entre 5,3 millones de personas, en un escenario considerado como “bajo”, y de hasta 24,7 millones de personas, en el peor escenario -desde un nivel de base de 188 millones en 2019. El efecto sobre el empleo de la última crisis global en 2008 había dejado a 22 millones de personas sin empleo.

Podés leer: ¿Quién pagará la crisis económica y social del coronavirus?

La OIT espera que esta contracción del empleo mundial este acompañado de un crecimiento del subempleo a gran escala (por la reducción de la jornada laboral en tiempos de coronavirus) y una disminución en los salarios.

El informe estima que los ingresos laborales caerán en un rango de entre 860 y 4.440 mil millones de dólares. En consecuencia, el consumo de bienes y servicios será menor “lo que es perjudicial para la continuidad de las empresas y para garantizar que las economías sean resilientes”, cita el comunicado.

Una encuesta realizada por NPR / PBS NewsHour / Marist días atrás en Estados Unidos mostró que la pandemia ya ha comenzado a afectar a los hogares de los estadounidenses, con casi 1 de cada 5 hogares experimentando un despido o una reducción en las horas de trabajo.

Estas perspectivas laborales se dan sobre la base inicial de una crisis que ya no es sólo sanitaria, a expansión del coronavirus impactó en una economía que ya presentaba un débil crecimiento con tendencias recesivas. “Esto ya no es solo una crisis de salud mundial, también es una importante crisis económica y del mercado laboral que está teniendo un gran impacto en las personas”, dijo el Director General de la OIT, Guy Ryder.

Te puede interesar: Frente al coronavirus y la crisis de la salud pública: ¡nuestras vidas valen más que sus ganancias!

Pandemia, crisis económica global y después

La pandemia que condena a la muerte a las poblaciones de mayor edad, sacando a la luz la decadencia de los sistemas de salud en países imperialistas, también golpeará a través de la crisis desatada a los más vulnerables. Aquellos con empleos precarios serán los primeros en perderlos antes la retracción económica.

Pensar una salida integral a la crisis para que los costos no recaigan sobre los trabajadores, implica en lo inmediato medidas de urgencia necesarias como la provisión de tests masivos gratuitos, la centralización de todo el sistema de salud público y privado bajo gestión pública y control de trabajadores y especialistas, prohibición de despidos y licencias con goce de sueldo al 100 % para todos los trabajadores.

Pero eso no alcanza para sortear los efectos económicos de mediano plazo. Nacionalizaciones, habilitación de hoteles para montar hospitales de emergencias, ampliación de los gastos en salud para la investigación científica, producción de escala de insumos médicos (alcohol en gel o barbijos) que responde a una necesidad social. Son sólo muestras de medidas realizables, ahora tomadas por los Estados para evitar una crisis mayor. La barbarie capitalista ha empujado a los trabajadores italianos a las calles, exigiendo el paro de producción. La respuesta de los trabajadores no se hará esperar, ellos tienen en sus manos la posibilidad de reorganizar la producción en función de las necesidades sociales. Invirtiendo las prioridades, atacando la ganancia capitalista. A grandes crisis, salidas de fondo.

Te puede interesar: Crisis económica mundial: ¿escaparán los “espíritus subterráneos”?







Temas relacionados

Coronavirus   /    Caída de las bolsas   /    OIT   /    Crisis económica mundial   /    China   /    Desempleo   /    Economía Nacional   /    Internacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO