Política

OPINIÓN

Fortalezcamos al FIT de cara a la nueva etapa de resistencia que se inicia

En Berisso ganó un radical devenido macrista. El giro a la derecha del escenario político en la región, la provincia y el país obligan a luchar por fortalecer al Frente de Izquierda, la única alternativa para los trabajadores, las mujeres y la juventud.

Federico Surila

Excandidato a intendente de Berisso por el FIT

Sábado 28 de noviembre de 2015 | Edición del día

Los resultados del balotaje confirmaron el giro a la derecha del escenario político que ya habíamos visto en las elecciones generales del 25 de octubre pasado. En nuestra ciudad, Berisso, se consagró intendente al radical devenido macrista Jorge Nedela, sumando su aporte al triunfo de María Eugenia Vidal en la Provincia de Buenos Aires y al de otros importantes municipios bonaerenses antes en manos de Barones del PJ.

Sin embargo eso tiene la contradicción de que millones de trabajadores no están dispuestos a aceptar el programa de ajuste y ataque a las condiciones de vida del pueblo trabajador que tanto Scioli como Macri compartían. Ellos tienen un plan de devaluación, aumento de las tarifas de los servicios públicos y vuelta a tomar deuda externa en los mercados internacionales.

Por su parte Scioli, en la adversidad electoral, hizo una gran demagogia de cara al balotaje, con promesas que no estaba dispuesto a cumplir. Eso le permitió perder por escaso margen. Muchos trabajadores lo vieron como el “mal menor” frente a la derecha de Macri. Una clara expresión de millones de personas que no están dispuestas a aceptar un ajuste. Aunque no compartimos ese voto (porque Scioli también tenía un plan de ataque a las condiciones de vida de los trabajadores) sabemos que pronto nos volveremos a encontrar en las calles junto a esos millones de trabajadores, luchando por nuestros derechos y por las conquistas del conjunto del pueblo.
Poco o nada se puede esperar de la burocracia sindical para resistir el ajuste, ya que se alista para negociar con las nuevas autoridades y ser garantes de gobernabilidad a cambio de que no les toquen las obras sociales y ver si recuperan el protagonismo que les dio el primer kirchnerismo. Quien picó en punta, cerca del poder, es otra vez el moyanismo.

Desde el Frente de Izquierda habíamos llamado a votar en blanco o anular el voto para darle la espalda a estos candidatos y sus planes de ajuste. Algo más de 600.000 personas nos acompañaron votando de esa manera, en un escenario difícil, precisamente, por la polarización.

El gabinete, los reciclados y la “resistencia” del modelo

En pocas horas Marcos Peña, futuro jefe de Gabinete, anunció los nombres de los ministros que ocuparán sus cargos con el gobierno de Macri. El “equipazo” del ajuste está compuesto por empresarios, ex CEO de multinacionales, representantes del campo y políticos reciclados. En este marco,” tibio es poco” para definir el discurso actual del excandidato Scioli que planteó darle todo el apoyo al nuevo gobierno. Lejos quedó la resistencia al neoliberalismo que planteaba hace días nomás. Varios dirigentes importantes e intendentes del PJ, de UNA y también del “progresismo” se han sumado al guiño simpático de apoyo al nuevo gobierno amarillo.

A nivel local se ha visto cómo se repite esta lógica y absolutamente todo el arco político felicitó y plantearon el acompañamiento al nuevo intendente electo, como así también se habla de nombres de candidatos de otras fuerzas que ocuparían cargos en el nuevo ejecutivo municipal al mejor estilo Borocotó.

Miles de trabajadores tienen honestas expectativas con el “cambio” en la Intendencia. No podemos dejar de denunciar que, lejos de dar pasos a favor de los intereses populares, Nedela y su nuevo gabinete estarán en función de fortalecer las perspectivas de ajuste.

No debemos dar ninguna confianza. Lejos de esto, los trabajadores debemos organizarnos para enfrentar el ajuste.

¡Fortalecer al FIT, la única alternativa para los trabajadores, las mujeres y la juventud!

El escaso margen del triunfo de Cambiemos y la falta de mayoría en el Congreso, así como de peso en los sindicatos del nuevo gobierno, hacen que Macri no haya obtenido un cheque en blanco para aplicar el ajuste.

Se inicia una nueva etapa de resistencia y, frente a ella, queremos seguir desarrollando al Frente de Izquierda como un polo independiente de los distintos bandos de los capitalistas, con una fuerte construcción entre los trabajadores, las mujeres y la juventud para las luchas que vendrán.








Temas relacionados

Cambiemos   /    Berisso   /    Elecciones 2015   /    Frente de Izquierda   /    Provincia de Buenos Aires   /    Parlamentaria   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO