Política

ELECCIONES 2015

Hacia el balotaje: Mauricio es Macri, pero Scioli no quiere ser Cristina

Los nuevos spots electorales de los dos candidatos ya se difunden masivamente. Tópicos que dan cuenta de las victorias y las derrotas del 25 de octubre.

Daniel Satur

@saturnetroc

Miércoles 11 de noviembre de 2015 | Edición del día

Esta semana salieron al ruedo por radio y televisión los spots del Frente para la Victoria y de Cambiemos de cara al Balotaje. Por el lado de Daniel Scioli, una marcada diferenciación de los modos de gestión de Cristina Fernández. Por el lado de Mauricio Macri, sigue la demagogia de las “buenas intenciones” y “la Argentina que soñamos”.

Y un día volvió el naranja

Con la misma velocidad con la que los militantes kirchneristas cambiaron la cara la noche del domingo 25 al conocer los resultados de las elecciones, el equipo de marketing de Scioli cambió el color del merchandising. Y volvió el naranja. Atrás quedó el azul con el que el gobernador bonaerense había intentado sumar a todo el Frente para la Victoria tras su figura. Y si bien en los números quedó arriba de Macri por 3 puntos de distancia, ahora Scioli busca alejar la derrota política que le propinó el candidato de Cambiemos siendo “más Scioli que nunca”.

Scioli confiesa que sabe que muchos “están enojados”, y que quizás ese enojo sea “con las peleas”. “Pero conmigo es distinto”, aclara, ya que “yo soy un hombre de diálogo”, “moderado y pacífico. Pero decidido”.

Eso sí, para no ubicarse por fuera del “proyecto”, Scioli dice que no cree que los votantes “estén enojados con la Asignación Universal para sus hijos, no con las netbooks que recibe cada estudiante en las escuelas, ni con las casas de PRO.CRE.AR, ni haber recuperado YPF, Aerolíneas, nuestros ferrocarriles y muchos logros más”.

Al final Scioli apela, obviamente, a convencer a gran parte de quienes no lo votaron en la primera vuelta. “Yo puedo darte a vos el cambio que esperás pero sin los riesgos del pasado”, y tras su remate sonriente una placa naranja y un locutor que anuncia “que gane el país, que gane Scioli”. Sólo al final (y quizás porque es de rigor en spots electorales) aparece un nombre del kirchnerismo “puro”: Carlos Zannini como vice.

Ayer apareció un nuevo spot de Scioli-Zannini, pero que centra el mensaje en las promesas del macrismo. Sólo se ven globos amarillos con leyendas como "pobreza cero", "revolución de la alegría", "una casa para cada familia". Y un locutor dice que "cuando alguien quiere ser presidente de Argentina dice cualquier cosa. Dice lo que querés escuchar, hace promesas llenas de aire que jamás cumplirá (...) El tiempo de inflar globos terminó".

Lo irónico es que este spot es parte de la campaña de uno de los hijos políticos de Menem, el mismo que acuñó la frase "si antes de la elección hubiera dicho lo que iba a hacer, nadie me votaba".

La felicidad, ja ja ja ja...

“Es emocionante ver lo que estamos logrando juntos. Un día nos levantamos y todos sentimos que algo había cambiado”. Así empieza uno de los spots más difundidos por la fuerza que encabeza Mauricio Macri. Pero quien lo dice no es el candidato a presidente de Cambiemos, sino su gobernadora electa de la Provincia de Buenos Aires.

Lógicamente Macri no se iba a privar de utilizar a su discípula exitosa. Y mucho menos para buscar más y más votos entre la maraña de electores de Sergio Massa. María Eugenia Vidal dice que el 25 de octubre “cambiamos enojo por esperanza. Una esperanza imparable (…) ¿Cómo no ser optimistas?”. Y después de varias (falsas) promesas, como que “no vas a perder nada de lo que ya tenés”, anuncia que “no te vamos a dejar solo”. Sobre el final, ya junto a su jefe, anuncian que están convencidos de “que somos mejores juntos que separados. No paremos de estar orgullosos de haberlo logrado. Cambiemos”.

Los dos referentes de Cambiemos fueron adoptando a lo largo de la campaña una oratoria cada vez más parecida a esos pastores protestantes que pululan por la TV norteamericana. Una onda que, paradójicamente, no choca sino que refuerza el hipercatolicismo de Vidal, la joven egresada de la Universidad Católica que ahora va a continuar su cruzada oscurantista contra el aborto desde la gobernación bonaerense.

En otro de los spots Macri, micrófono en mano, les habla a sus “fieles” cual religioso carismático. “Yo quiero decirles que estoy acá en buena fe, con buenas intenciones. No estoy acá por una cuestión de vanidad ni desesperación por el poder. Estoy acá porque creo en ustedes. Ustedes me convencieron de que son capaces de crecer, que son capaces de desarrollarse (…) Quiero ayudarlos a crecer, porque creciendo cada uno de los argentinos es que vamos a construir la Argentina que soñamos”.

“¡Vamos Menem!”

Clarín, buscando meter la cola en la campaña, recordó un spot del año 2003 donde el candidato Carlos Menem hablaba casi igual que lo hace Scioli en esta campaña. “Yo sé que hay gente enojada conmigo porque sienten que no les dí todo lo que les podía dar”, arranca el riojano. Incluso Scioli también había apelado en otro spot al mismo recurso que Menem para buscar empatía con el electorado. “Dios me enfrentó al dolor, yo me enfrenté a la adversidad”, se escuchaba al expresidente en 2003, algo similar a lo que dijo Scioli en referencia a su accidete naútico.

Y no hace falta desarrollar demasiado que todo el andamiaje comunicacional de Cambiemos destila noventismo, heredando de la época menemista mucho más que slogans y estética.

Scioli y Macri prometen “cambios” si son gobierno. Pero con tantas reminiscencias políticas, ideológicas y hasta publicitarias al menemismo, va quedando claro que los cambios no tendrán otra orientación que hacia la derecha.

La campaña que no quieren publicar

Ayer por la tarde, en el Hotel Castelar de la Ciudad de Buenos Aires, el Frente de Izquierda realizó una conferencia de prensa llamando a darle la espalda a los dos candidatos del ajuste y la impunidad.

Allí, el excandidato a presidente del FIT, Nicolás del Caño, dijo que "hemos hecho una presentación para obtener espacios en radio y televisión para poder impulsar esta política, para marcarle al pueblo trabajador que no existen sólo estas dos opciones (Scioli y Macri), sino que la tercera posición, tercera opción de rechazo frente a estos ajustes es el voto en blanco".

Por eso, en esta campaña hacia el Balotaje, en radio y tv no se pueden ver spots como éste.








Temas relacionados

María Eugenia Vidal   /    Cambiemos   /    Elecciones 2015   /    Mauricio Macri   /    Frente para la Victoria   /    Daniel Scioli   /    Parlamentaria   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO