Zona Norte GBA y la marea verde

La fuerza de una asamblea de mujeres en el corazón de MadyGraf

El fin de semana la comisión de mujeres abrió el club obrero a una jornada entre mujeres. Fútbol, recorridas por la fábrica y una asamblea para preparar nuestras peleas. Porque no regalamos nuestro día a la Iglesia ni toleramos que de los cuerpos de las obreras salga el pago al FMI, decidimos todas salir este 8M a las calles nuevamente.

Lila Cejas

Obrera de la zona norte de GBA Integrante de Pan y Rosas

Miércoles 19 de febrero | 15:42

Asamblea de mujeres convocada por la Comision de mujeres de Madygraf2 - YouTube

Después del fútbol femenino, entre mamaderas y pañales, pileta y juegos para los niños, y antes las recorridas donde en MadyGraf te enseñan su historia viva, las mujeres se fueron agrupando al costado de la pileta, bajo la sombra de un árbol. Minutos antes de la entrega de premios, las obreras de MadyGraf se habían acercado a todas las mujeres que estaban presentes para darles la bienvenida personalmente y agradecerles su presencia.

Estaban presentes trabajadoras de distintas fábricas de la zona, como Mondelez ex Kraft, trabajadoras de Nordelta, amas de casa, docentes, estudiantes y desocupadas, trabajadoras de la salud.

Daba inicio a la asamblea de mujeres María de los Ángeles, referente obrera de la comisión de mujeres de MadyGraf. Comisión que se abrió paso en la zona norte del GBA ligándose a las luchas obreras, también estudiantiles y las docentes, que se fueron dando en la zona y en otras partes del país incluso y, sobre todo, cuando todavía estaban los patrones de la ex Donnelley.

“En primer lugar, agradecer a todas compañeras por estar acá, por venir a bancar este club obrero, que lo pusimos de pie los trabajadores de MadyGraf con la solidaridad de muchos compañeros y compañeras que fueron muy importante para sostener estos 5 años de gestión obrera. Dentro de este espacio, la comisión de mujeres y las trabajadoras de MadyGraf venimos jugando un rol muy importante, que también junto a nuestros compañeros lo pusimos a disposición para que las mujeres sigamos organizando”.

María recuerda la gran asamblea de mujeres que se realizó hace un año atrás, en el mismo lugar donde esta vez las mujeres acababan de jugar un torneo solidario. Minutos antes quien escribe fue testigo de un abrazo. Era María con otra mujer. Era una de las trabajadoras domésticas de Nordelta, de esas que se plantaron contra el desprecio patronal, de esos ricachones que hacen mucho problema por viajar con las trabajadoras en el mismo chárter, pero ninguno cuando estas mujeres les lavan la mugre y les crían los hijos.

Inmediatamente María recuerda esa asamblea anterior, cuando las mujeres trabajadoras de Nordelta llegaron con su bandera y se fueron con una fuerza terrible de otras mujeres como ellas. “Porque los de Nordelta son los mismos patrones que nos explotan en la industria (...) son de la misma clase, son de la misma calaña… A nosotros nos odian. Este club se puso a disposición de esa pelea (se refiere a las trabajadoras de Nordelta) y salimos a apoyar a las compañeras junto a trabajadores y trabajadoras, estudiantes y docentes. De ese apoyo salió de este espacio”, recuerda la referente de la comisión de mujeres. La solidaridad también se hizo presente realizando videos en apoyo a las mujeres de ANSABO y en apoyo a Higui, en lucha por su absolución.

El ejemplo es contundente, MadyGraf va en camino a transformarse en coordinadora de todas las luchas de zona norte. Y las mujeres son una parte fundamental. Para que esto sea posible es necesario que se prendan las máquinas todos los días y que el Estado, que es el mayor consumidor de papel en el país, de trabajo y se haga cargo de la planta, que dejen de ahogarlos con los tarifazos, situación similar pasa con Ansabo y el hotel Bauen, que sufren amenazas constantes de las empresas energéticas como Edenor y Edesur que ahogan con las tarifas a las cooperativas al igual que a las familias trabajadoras de los barrios obreros.

María empieza a recordar cómo empezó todo, cuando el patrón abandonó, en el año 2014, y rápidamente lo liga a las luchas que debemos dar las mujeres dentro y fuera del hogar. “Porque es así”. Ella cuenta cómo todo el tiempo nos intentan dividir, entre hombres y mujeres, entre efectivos y contratados, en los lugares de trabajo. Nos dividen entre negras y blancas, todo el tiempo nos dividen.

“Hasta nos dividen entre desocupados y ocupados… Y una pata fundamental para que la división y el individualismo triunfen es la burocracia sindical. Sí, la burocracia, la policía dentro de las fábricas, la que usurpa nuestros sindicatos y transa con los gobiernos a cambio de un hueso más jugoso.”

Nuestros compañeros, relata María, nos dicen y es verdad que, si las mujeres no luchan, la lucha va por la mitad. “La moral que generaban las mujeres acompañándolos acá en su lucha, cuando cerró la fábrica era enorme. Empezamos hacer una experiencia, a reconocer cuáles eran nuestras peleas como mujeres, las dimos en el hogar, las dimos acá en MadyGraf y las damos en la sociedad. Tenemos una pelea enorme por nuestros derechos”.

“Es muy importante que empecemos a discutir en qué situación. Hay que llamar a las mujeres a que hagan todo lo que nosotras hicimos, a que se organicen en cada lugar de trabajo y estudio. Si se le paga al FMI, vienen por nuestros derechos. Necesitamos que la clase obrera que es mayoritaria se ponga de pie y se rebele ante todas estas situaciones que estamos viviendo.”

Es que las mujeres no podemos esperar más. Tenemos la batalla por el aborto legal con un gobierno que ya prioriza pagar al FMI. Las que se mueren por aborto clandestino somos nosotras, las mujeres pobres. “Ahí hay una cuestión de clase”, señala María.

“Las mujeres tenemos que salir a las calles el 8. La iglesia quiere arrebatarnos nuestro día de lucha, cuando nosotras somos quienes ponemos el cuerpo. Y si salimos el lunes 9, que sea que las centrales sindicales nos garanticen a las mujeres movilizarnos con un paro activo no para hacerle el juego a la jerarquía de la Iglesia oscurantista antiderechos”. Finalizó llamando a movilizar con la agrupación de mujeres Pan y Rosas, porque “las mujeres de MadyGraf adherimos a su programa”.

Lorena Gentile es obrera de Mondelez ex Kraft en su planta de Pacheco y referente de la agrupación Bordó Leonardo Norniella de la alimentación. Lorena es referente también de la pelea de los derechos de las mujeres trabajadoras para muchas compañeras. Ella da un ejemplo muy concreto:

“Los gobiernos les piden a los trabajadores y a nuestros abuelos que hagan sacrificios, robándoles el aumento que les correspondía a los jubilados, por ejemplo, pero por el otro lado a las multinacionales como Mondelez, que rompen récords en ventas y chantajean con un preventivo de crisis trucho, se les da una exención impositiva por seis meses a cambio de no despedir o suspender. O sea que le regalan a Mondelez cuyo uno de sus dueños es el tercer hombre más rico del mundo los millones de pesos que debían ser destinados al ANSES”.

Es que en el gobierno pasado y aún en el de hoy todas las medidas que se toman son para beneficiar a los empresarios, como a las mineras, las energéticas, las multinacionales, los bancos y la timba financiera. Ese es el carácter de clase del Estado. “No existe ninguna medida hoy para tocar esas ganancias”, señala Lorena.

“Te dan un subsidio de 12 mil pesos… ¡¿Y quién vive hoy con eso?! Cuando hay que pagar facturas de 3 mil o 4 mil pesos de luz o gas, cuando hay que comer y vestirse. Esa es la gran mentira. Decirte que te dan algo, cuando en realidad te quitan todo.”

“El 8 de marzo tenemos una discusión importante que es el derecho al aborto, pero eso ligado también a toda la discusión de quién va a pagar la crisis y de cómo vamos a salir a las calles a enfrentar este plan. La crisis y la deuda no la vamos a pagar nosotras de nuevo, no la tenemos que pagar nosotras. Hay que movilizarnos, hay que organizamos y en todos los lugares de trabajo hablar con nuestros compañeros y nuestras compañeras, hacerles entender esto, qué es lo que implica cada medida y cada anuncio.”

“En Salta se están muriendo chicos de hambre y están discutiendo una deuda que es una estafa a todos los trabajadores, y esas son sus prioridades. ¿Cómo hacemos para invertir esas prioridades? En las fábricas, no damos más. Nuestros cuerpos no dan más. ¡Y te dicen que tenés que hacer un sacrificio porque el país está mal!”

“Las mujeres hacen malabares para poder ir a trabajar, ¡las que son madres la mayoría no tiene jardines maternales en los lugares de trabajo que MadyGraf sin patrones sí tiene! Las mujeres además de pagar los tarifazos y que la plata no les alcance tienen que ver con quién dejan a los hijos. Todo esto se profundizó con la era macrista. Nosotras con nuestros compañeros tenemos que pelear para poder lograr esos derechos y para frenar este plan.”

“Este 8 de marzo hay tomar la posta y llamar a todas nuestras compañeras, en nuestros lugares de trabajo y estudio y hacer una movilización masiva. Porque hoy nos quieren hacer creer que lo mejor que nos puede pasar es agachar la cabeza y dejar pasar este plan. Pero si pasa va a ser con el costo de que miles y miles de trabajadores, trabajadoras e hijos del pueblo van a estar por debajo de la línea de pobreza (…). Hay todo un bloque de aparatos que se unen para que la clase trabajadora esté adormecida: gobierno, sindicatos, iglesia y grandes medios de comunicación (...). Nosotras tenemos que oponerle a eso organización.”

Una docente toma la palabra y luego una joven estudiante. Dicen que las mujeres tenemos que hacernos eco de lo que hacen otras como nosotras en otros países, estando en la primera línea en muchas batallas de los trabajadores y la juventud contra el ajuste que quieren imponer los gobiernos. Que las jóvenes de Chile, las cholas de Bolivia y las trabajadoras de Francia nos marcan un camino. “En nuestro país el movimiento de mujeres del que somos parte tiene dos alternativas: o confiar en que el gobierno de Albero Fernández y Cristina nos van a otorgar nuestros derechos o hacerle caso a la experiencia y seguir movilizadas para conseguir nuestras conquistas como el derecho al aborto “que es completa responsabilidad del kirchnerismo que la marea verde que inundó las calles de nuestro país actualmente no aparezca con la fuerza que sabe tener”.

Hoy 19 de febrero será el día de un nuevo pañuelazo por el aborto legal. Camino al 8M, al Día Internacional de las Mujeres, vamos por todos nuestros derechos. Por las ocupadas, las desocupadas, las inmigrantes; por las compañeras que siguen muriendo por aborto clandestino y por femicidios y para enfrentar que no salga de nuestros cuerpos de trabajadoras más pagar su crisis. Que como decían las mujeres en la asamblea, “que no sean cínicos, la deuda es con nosotras”. Por todo esto, todas las mujeres que participamos de la asamblea en MadyGraf decidimos salir a las calles nuevamente







Temas relacionados

#SeparacionDeLaIglesiaYElEstado   /    #8M   /    Gestiones obreras   /    Comisión de Mujeres MadyGraf   /    Obreras   /    Aborto legal, seguro y gratuito

Comentarios

DEJAR COMENTARIO