Mundo Obrero

INGENIO LEDESMA

Ledesma SAAI, un foco de contagios: 18 nuevos casos de covid-19 en Lote Paulina

El campamento rural se ha convertido en un foco de contagios de covid-19, solamente ayer fueron sacados del lote 18 obreros con coronavirus, a los que deben sumarse 12 contagios previos y 2 decesos. Hay que imponerle a la patronal: la desinfección del lote, el testeo de todos, y que se retire del lugar a los obreros, en especial a los que tardíamente accedieron a la licencia.

Miguel López

Concejal del PTS-FIT en Libertador Gral. San Martín-Ledesma

Domingo 9 de agosto | 13:02

Ayer, sábado 8 de agosto, en hora de la tarde efectivos de la policía provincial sacaron abruptamente a 18 trabajadores de sus habitaciones del Lote Paulina. Los policías les informaron a los obreros golondrinas que dieron positivo en los test para diagnosticar coronavirus que les habían realizado hace unos días los 45 obreros que tardíamente la empresa Ledesma les otorgó la licencia remunerada por ser parte de la población de riesgo, al ser todos mayores de 60 años.

La noticia y el procedimiento no fue solamente dura para los que fueron llevados por la policía y el COE-Comité Operativo de Emergencia- a un sitio de internación, sino también para quienes se tuvieron que quedar en el lote con la incertidumbre de no saber los resultados de los test que también a ellos les realizaron hace unos días.

Ocurre que, en el campamento rural, propiedad del Ingenio Ledesma, con estos 18 casos positivos ya hay un total de 30 contagios de obreros en el lote, si se consideran los 12 casos de covid-19 que se diagnosticaron previamente, primeramente 4 contagiados que fueron aislados en el mismo lote y luego 8 casos positivos que fueron retirados del mismo. A su vez en el Lote Paulina las víctimas fatales a causa de coronavirus son 2 hasta este momento.

Como no se van a contagiar si la patronal mantuvo durante semanas aislados en el mismo lote a los contagiados, y no aisló a los obreros que tuvieron contactos estrechos con estos, sino que siguió dándoles tarea en el campo, hasta que los contagios superaron la decena de obreros y fallecieran 2 obreros, recién ahí la empresa Ledesma les concedió la licencia remunerada por ser parte de la población de riesgo a estos obreros golondrinas de más de 60 años.

Los familiares de estos obreros que viven en Perico y Monterrico se encuentran desesperados y temen por el estado de salud y la vida de sus padres, hermanos y esposos porque entienden que mientras más tiempo se queden en el lugar más se van contagiar porque le lugar no ha sido debidamente desinfectado y porque estuvieron viviendo a la par y compartiendo baños con obreros que eran contactos estrechos de contagiados de covid-19 y finalmente ayer se dio a conocer que 18 de ellos dieron positivo en el test que les realizaron.

De este foco de contagio en los lugares de trabajo tanto rurales como industriales es del que no quiere hablar la empresa Ledesma, el gobierno provincial de Gerardo Morales y tampoco el gobierno nacional de Alberto Fernandez. Si el crimen social que vienen padeciendo los obreros del Ingenio Ledesma, la comunidad de Libertador Gral. San Martin y gran parte del departamento Ledesma, con 743 contagios en la localidad y 1054 en todo el departamento según lo informado hasta el momento por el Comité Operativo de Emergencia, es invisibilizado a nivel nacional y a nivel provincial se intenta desde el gobierno provincial responsabilizar al cuarto pilar “la responsabilidad social”, es decir se intenta responsabilizar a la población, que les queda a los obreros golondrinas del Lote Paulina, a los cuales nadie se refiere y mucho menos se otorga respuestas a sus peticiones, siendo que es el lugar donde más contagios de coronavirus hay dentro del complejo agro industrial Ledesma.

Los obreros golondrinas quieren salir de este foco de contagios, recuperarse de esta situación traumática quienes no tienen covid-19 y superar el coronavirus los contagiados, ver a sus familias, y parar con este vuelo de cosecha en cosecha, que solo engorda los bolsillos los dueños de las tierras y las industrias, como la familia Blaquier, y que, si normalmente arruina su salud, en medio de esta pandemia del coronavirus, mina su sistema inmunológico y a muchos los lleva a la muerte, tal como ocurrió en el Lote Paulina de Ledesma SAAI donde dos compañeros mayores de 60 años ya fallecieron de covid-19 y recién después de las muertes obreras y de decenas de contagios la empresa otorgo las licencias remuneradas, que se venía negando a entregar desde hace meses.

Urge que se desinfecte profundamente el Lote Paulina, que se entreguen con celeridad los resultados de los test a los cerca de 15 obreros mayores de 60 años recientemente licenciados por la empresa que todavía se encuentran en lote, y que se retire de inmediato a todos los obreros de este foco de contagios y se los testeé, dado que no hay condiciones de seguridad, higiene y salubridad para los trabajadores si ante este brote de contagios en el campamento rural comparten un solo baño por cada cuatro o cinco obreros y viven a la par contactos estrechos de obreros que dieron positivo con obreros que no están contagiados.

Para que se cumplan estas medidas de protección de la salud y vida de los zafreros en particular y de todos los obreros azucareros en general es clave que los delegados del Sindicato Obreros y Empleados del Azúcar del Ingenio Ledesma pongan en pie la comisión obrera de seguridad e higiene y exijan a la patronal que cumpla con las condiciones de salubridad, seguridad e higiene en el lote y en general. en todo el ingenio, y de seguir negándose la empresa a cumplir estas medidas de cuidado mínimo, organizar la fuerza de los trabajadores por cada sección y sector para imponérselo con medidas de lucha.

Ledesma SAAI no respeta protocolos redactados por ellos como también por otras entidades empresarias y avaladas por el gobierno nacional, tampoco cumple con las resoluciones ministeriales y decretos presidenciales, viola toda normativa porque pone sus ganancias por encima de la salud y la vida de los trabajadores, y para esto cuenta con la impunidad que les brindan tanto el gobierno provincial de Morales como el gobierno nacional de Fernandez, ya que ninguno de los mandatarios ha tomado medidas contra este verdadero crimen social que tiene lugar en la empresa Ledesma con más de 236 contagios y 9 fallecidos y en el departamento Ledesma con más de 1054 contagios y más de 50 víctimas fatales, como así también con la tregua de dirigentes sindicales que se mantienen desde hace un mes dentro de una conciliación obligatoria solo favorable a las maniobras dilatorias de la empresa, mientras en la fábrica y el campo siguen contagiándose y falleciendo a causas de covid-19 los compañeros obreros.







Temas relacionados

Covid-19   /    Ingenio Ledesma   /    Jujuy   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO