Géneros y Sexualidades

LUCHA CONTRA LA VIOLENCIA HACIA LAS MUJERES

Luchar contra la militarización es luchar contra la violencia hacia las mujeres

Desde Pan y Rosas consideramos que la violencia contra las mujeres no se resuelve con más policías y militares en las calles.

Lunes 26 de noviembre de 2018 | 23:27

Este 25 de noviembre [1], día internacional de lucha contra la violencia hacia las mujeres, llegó a una semana de que Andrés Manuel López Obrador asuma la presidencia.

Con gran preocupación vemos la propuesta de la Guardia Nacional del nuevo presidente electo, que durante su campaña sembró esperanzas en más de 30 millones de personas y dejó a Morena como el partido hegemónico en el Congreso de nuestro país. Se trata de una propuesta en materia de seguridad que incluso diarios internacionales leen como fortalecimiento de la militarización del país, y que va en contra de las recomendaciones de organizaciones nacionales e internacionales de derechos humanos.

Leer: Militarización de la seguridad pública: AMLO y su Guardia Nacional

La última década está marcada por historias de terror, más crudamente vividas por las mujeres, reflejadas en el fortalecimiento de las redes de trata, la desaparición forzada, el asesinato de periodistas, el aumento del feminicidio... todo ello al amparo de la militarización. Nuestro país se convirtió en el país de los trailers con cadáveres, de las fosas clandestinas, de las familias quebradas en busca de sus hijas e hijos. Esas fueron las consecuencias de la militarización, y la propuesta del nuevo gobierno no sólo es continuidad del militarismo sino su profundización, al pretender hacer reformas a la Constitución que avalen el despliegue.

AMLO y el MORENA tuvieron ante sí los casos emblemáticos de las consecuencias de la "Guerra", su propuesta los ignora. Pretendió escucharlos en foros de pacificación para después no comprender, para hacer lo contrario a lo que miles de familias han gritado: ¡fuera militares de las calles!

La violencia tiene rostro de mujer

¿Cómo es qué Pamela Gallardo desapareció de un festival de música en el Ajusco y nadie sabe qué pasó con ella? ¿Cómo es que desaparecen 3 mujeres al día en esta Ciudad rosa y nadie sabe en dónde están? El gobierno sabe, y como en el caso Ayotzinapa, la complicidad del crimen organizado con las instituciones se puso en evidencia. No se puede entender el fortalecimiento de las redes de trata, el aumento a la violencia contra las mujeres y el feminicidio, sin un Estado que garantiza la perpetuación de la violencia en contra nuestra.

Es desde ahí que este 25 de noviembre, miles en México ganamos la calle para denunciar que no queremos la Guardia Nacional, ni nuevas verdades históricas, ni la presencia de los militares en las calles.

Desde Pan y Rosas consideramos que la violencia contra las mujeres no se resuelve con más policías y militares en las calles.

Necesitamos construir un Plan de Emergencia Nacional que incluya un régimen de subsidios a las mujeres víctimas de violencia; la creación inmediata de refugios transitorios y un plan de vivienda a corto plazo; licencias laborales y escolares para las mujeres víctimas de violencia que tienen empleo o estén estudiando, así como la creación y coordinación de equipos interdisciplinarios para la prevención, atención y asistencia a las mujeres víctimas de violencia.

Un plan de Emergencia que contemple a las mujeres y personas LGBTTI+ que transitan por nuestro territorio, quienes además de lo duro que es migrar se enfrentan a terribles torturas y vejaciones a su paso por nuestro país a manos del crimen organizado y las mismas autoridades mexicanas.

Frente a la desaparición y el feminicidio proponemos impulsar comisiones independientes integradas por organizaciones, de mujeres y de derechos humanos y familiares de las víctimas, que investigue los casos de desaparición y feminicidio.

Para lograrlo, necesitamos un gran movimiento de mujeres en las calles que lo imponga. Llamamos a crear una gran Coordinación Nacional de Mujeres que pelee este Plan de Emergencia Nacional. Una Coordinación desde donde además organicemos la solidaridad con las Caravanas Migrantes y peleemos por la extensión de derechos como el aborto para todos los cuerpos gestantes en nuestro país.

¡Alto al feminicidio! ¡Abajo la Guardia Nacional! ¡Fuera militares de las calles!

Solidaridad con nuestras hermanas y hermanos migrantes: ¡Ningún ser humano es ilegal!



[1El 25 de noviembre de 1960 las hermanas Mirabal, conocidas como “las mariposas” fueron asesinadas en República Dominicana por luchar contra la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo.

En reconocimiento a ellas tenemos el recordatorio de luchar contra la violencia a las mujeres, pero también contra este sistema al que le sirve la violencia en contra nuestra para perpetuarse.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO