Política

EMPODERAMIENTO A LAS FUERZAS REPRESIVAS

Más violencia policial en Buratovich: “¿Van a hacer con mi hija lo que hicieron con Facundo?”

Una vecina de esa localidad de Villarino (donde desapareció Astudillo Castro el 30 de abril) denunció públicamente la feroz golpiza a su hija de veinte años por parte de efectivos de la Bonaerense. "¿Qué quiere la Policía, más jóvenes muertos? No les tengo miedo, los voy a enfrentar como lo hizo Cristina Castro”, dice en un dramático video.

Martes 22 de septiembre | 11:05

“¿Van a desaparecer a otra criatura?”, pregunta con bronca en la voz Luciana Giménez en un video subido a su cuenta de Facebook en la noche del lunes. Allí la mujer denuncia que al menos dos efectivos de la Policía Bonaerense de Mayor Buratovich (partido de Villarino) golpearon brutalmente a su hija, no le permitieron verla mientras permanecía detenida, e intentaron encubrir su accionar. “Voy a ir hasta las últimas consecuencias”, advierte de forma contundente.

A lo largo del video que transmitió en vivo, Giménez desarrolla varias denuncias contra la impunidad de la Policía en la zona y se referencia en la inclaudicable pelea que viene dando Cristina Castro, mamá de Facundo y vecina del mismo partido del sur bonaerense.

Seguí toda la cobertura del caso Facundo Astudillo Castro

“La policía de Mayor Buratovich está acostumbrada a golpear a los jóvenes. Nadie te da una mano, ni el servicio social, nadie te ayuda, esto es tierra de nadie. La Policía hace y deshace a su antojo (...) He recorrido todas las instituciones pidiendo ayuda. En Buratovich hay droga, sí, pero los mafiosos de la zona son la Policía, los primeros que están metidos (...) Voy a ir hasta el Presidente si es necesario, como hizo Cristina Castro”, dice en uno de los momentos de mayor indignación de su video.

La hija de Luciana Giménez, según ella misma relata, fue detenida por la Policía del pueblo. Al momento de su detención y también dentro de la comisaría. “Me la entregaron llena de golpes y moretones en todo el cuerpo”, aseguró. Luego subiría a la misma cuenta fotos que demuestran la brutalidad recibida por la joven.

Leé también [De Julio López a Facundo Castro: la Bonaerense, sus crímenes y el encubrimiento estatal

  •  http://www.laizquierdadiario.com/De-Julio-Lopez-a-Facundo-Castro-la-Bonaerense-sus-crimenes-y-el-encubrimiento-estatal]
  • Giménez también dijo que a la hija la llevaron al hospital del pueblo, el Juan Manuel Sartori. “Ahí le revisaron solo la parte superior, así, por encima”, agregó. Y detalló que la chica la golpearon a puñetazos y patadas en brazos, piernas, abdomen, espalda y demás partes del cuerpo.

    La madre de la joven dijo entre lágrimas: “yo sé que mi hija tiene problemas de adicciones, pero no tienen derecho” refiriéndose al maltrato que nada tiene que ver con una cuestión de salud por uso conflictivo de sustancias. Una explicación que en verdad ella no debería dar, porque nada justifica (muchísimo menos una vulnerabilidad tal tener una adicción) que alguien sea detenido y torturado como lo fue la joven.

    La familia identificó al policía de apellido Paso como uno de los ejecutores de las torturas. El hombre vive en Pedro Luro (de donde es la familia de Facundo Castro) y cumple tareas represivas en la dependencia policial del pueblo aledaño. Y también saben que una mujer policía, a quien buscan identificar, formó parte de la golpiza.

    Mirá también Abogado de Cristina Castro: “Haremos una denuncia federal por todas estas amenazas”

    Una situación que se repite con crueldad. Evidentemente la pelea de Cristina Castro, las y los amigos de Facundo, y la solidaridad que despertaron, rompió el silencio en el partido de Villarino respecto a brutalidad policial que sufren las y los jóvenes de las familias trabajadoras.

    Cuando desde este sitio, acompañando las denuncias de familiares de víctimas y organismos de derechos humanos no cooptados por el Estado, se dice que esto no es más que producto del empoderamiento impune a la Policía por parte de los gobiernos nacional y provinciales con la falaz excusa de “cuidar” a la población en el marco de la pandemia del Covid-19, las consecuencias están a la vista. Por eso, como en el caso de Facundo y de tantos otros jóvenes caídos en las garras policiales, la denuncia es concreta: el Estado es responsable.

    Leé también http://www.laizquierdadiario.com/La-extorsion-de-la-Bonaerense-y-la-pelea-de-Berni-y-los-intendentes







    Temas relacionados

    Facundo Astudillo Castro   /    Desaparición forzada   /    Brutalidad policial   /    Policía Bonaerense   /    Violencia policial   /    Axel Kicillof    /    Sergio Berni   /    Provincia de Buenos Aires   /    Libertades Democráticas   /    Bahía Blanca   /    Política

    Comentarios

    DEJAR COMENTARIO