Juventud

EMERGENCIA UNIVERSITARIA

UNLP: un debate abierto sobre cómo coordinar entre estudiantes, docentes y no docentes

A propósito de un debate con la tendencia del Partido Obrero y sobre cómo coordinar la pelea de estudiantes, docentes y no docentes en la perspectiva de exigirle a la FULP una asamblea interfacultades. Necesitamos fortalecer la unidad entre la izquierda y el activismo para prepararnos para que se declare la emergencia universitaria y enfrentar la crisis en curso.

Sofía Martínez Naya

Estudiante Psicología UNLP

Lunes 3 de agosto | 16:50

Foto: Interfacultades UNLP

Hace ya casi tres semanas que se conocieron los escandalosos números de la deserción en la UNLP: 45.000 estudiantes ya abandonaron sus estudios, es decir casi un 40%. Esto se suma a la situación de precariedad que atraviesan miles de docentes y no docentes, que trabajan el doble por un salario que no alcanza y a quienes, en la mayoría de los casos, no se les garantizan las condiciones para acceder a la virtualidad. Ante esta situación la conducción de la Federación Universitaria de La Plata (FULP) en manos de Patria Grande y La Cámpora, en vez de convocar a espacios democráticos y resolutivos para organizar a conjunto de los estudiantes con nuestros docentes y no docentes para hacerle frente a esta situación, se videollama con el rector para garantizar que mantendrán a los estudiantes pasivos.

Te puede interesar: Emergencia estudiantil en la UNLP: 45000 alumnos ya se quedaron afuera durante la pandemia

En este marco, desde las agrupaciones que impulsamos desde el PTS en el Frente de Izquierda venimos planteando en todos los espacios de las facultades donde hubo asambleas la necesidad de coordinar. Este planteo se lo apropiaron los compañeros activistas tanto de la asamblea de la Comisión de Cine de la Fac. de Artes que se vienen organizando contra la gestión que, en línea con las autoridades de la UNLP, expulsa abiertamente a los estudiantes, como los estudiantes de la asamblea de Psicología que ya llevamos más de dos meses de reuniones, confluyendo con nuestros docentes y haciendo una experiencia concreta con las autoridades de la facultad que miran para otro lado y desoyen nuestras demandas, en ambos casos lamentablemente la organización surge a pesar de nuestros Centros de Estudiantes y no con ellos a la cabeza.

En este sentido, hoy mismo se realizará un gran twittazo con el hashtag #EmergenciaUniversitaria , votado en la asamblea de Psicología, para visibilizar nuestros reclamos, denunciar a las autoridades y exigirle a la FULP que nos convoque para organizarnos entre todas las facultades. A su vez, también en el día de hoy, se llevará a cabo una asamblea interclaustro en la Facultad de Artes, donde desde Psicología llevaremos la propuesta de que se sumen a esta campaña contra la deserción. En este camino de coordinación que surge de los lugares donde hay procesos de organización, compañeros de ambas facultades participaron de la gran asamblea del 25 de julio, junto a docentes, no docentes, becarios, docentes mal llamados “ad honorem”, cientos de estudiantes de 15 facultades de las 17 que integran la UNLP y varias agrupaciones de izquierda. En la asamblea se expresó la voz de los que vienen sufriendo la deserción, la precarización y el desfinanciamiento de la educación.

Te recomendamos: Gran asamblea por la emergencia universitaria en la UNLP

Dentro de las principales resoluciones de la asamblea se encuentran la de impulsar una gran campaña por la emergencia universitaria, contra la deserción, contra el recorte de las becas de albergue y comedor, por mayor presupuesto, por becas integrales sin requisitos meritocráticos y para ir a buscar a todos los compañeros que ya dejaron para sumarlos a la organización. En este sentido, se resolvió ir a las distintas facultades a dar una pelea hacia los centros de estudiantes y la FULP para que convoquen una asamblea interfacultades, organizando al conjunto del movimiento estudiantil junto a docentes y no docentes. Vemos como la Federación Universitaria de La Plata hace un silencio que aturde frente a todos nuestros reclamos para ponerle un freno a la deserción. Ante esto, fueron muchos los compañeros que salieron de la asamblea fortalecidos para impulsar esta pelea en común en sus propias facultades. Incluso los compañeros de las facultades donde los CE no convocaron asamblea y aún no surgen espacios de autoorganización, están en mejores condiciones para luchar porque eso efectivamente suceda para debatir y resolver qué hacer ante esta falsa normalidad. En este sentido la asamblea del sábado pasado fue un gran primer paso para que las conducciones de nuestros Centros de Estudiantes en cada facultad y de la FULP a nivel universidad nos tengan que escuchar.

Nos parece un problema que los compañeros de la Tendencia del Partido Obrero estén por detrás de las conclusiones que sacan los estudiantes que se organizan por nuestros reclamos, ya que ni siquiera mencionan esta resolución que implica, desde ya, una exigencia concreta a las conducciones que hacen oídos sordos a los reclamos de los estudiantes pero también contribuye a fortalecer a los estudiantes de las facultades donde aún no hay espacios de organización. El planteo de que la FULP convoque a una asamblea interfacultades interclaustro, es de suma importancia ya que pone sobre la mesa la necesidad de espacios democráticos y resolutivos entre estudiantes y trabajadores de la educación, en perspectiva de coordinar, tal y como lo hemos hecho en muchas ocasiones, sin ir más lejos en el 2018 frente al ajuste del macrismo.

La emergencia universitaria se enmarca en una situación de crisis generalizada, profundizada por la pandemia, que deja ver decadas de desfinanciamiento a la educación y a la salud pública. El recorte de las becas en la UNLP va en sintonía de las medidas del gobierno, que no incluyen en ninguna conferencia ni filmina, a los jóvenes que estamos siendo despedidos, suspendidos y expulsados de la educación. Sin ir más lejos esta semana el presidente Fernández se dirigió hacia los jóvenes tildandonos de irresponsables ante la pandemia.

Sin embargo, entendemos que podemos tener matices o diferencias con los estudiantes que se organizan respecto a cómo vemos la situación y al gobierno, justamente para eso fortalecemos espacios democráticos y resolutivos de debate en nuestros lugares de estudio y entre facultades, cómo fue la asamblea del pasado sábado. Por eso impulsamos el método democrático de la votación, para resolver qué hacer dejando sentada la posición de la mayoría y de la minoría. Pero al final de la asamblea los compañeros de la tendencia se negaron a votar planteando que no se había discutido suficiente, llevando ya casi tres horas de debate. Negarse a votar no solo implica desconocer un método histórico del movimiento estudiantil que sin ir más lejos venimos implementando tanto en las asambleas de la Fac. de Artes, como en Psicología y Arquitectura, sino que además contribuye al silencio ensordecedor de la FULP frente a esta situación. Esto se suma a la omisión en su comunicado, dedicado únicamente a difamar con conclusiones conspiranóicas a las agrupaciones del PTS en el FIT-U, de la exigencia a la conducción de la FULP para que convoquen a una interfacultades. Dando cuenta de lo desacostumbradas que están algunas corrientes de la izquierda a coordinar, impulsando convocatorias en unidad para que el conjunto de los estudiantes hagan una experiencia con sus conducciones, denunciando su alineación a las autoridades y el gobierno, responsables de la terrible deserción que atravesamos.

A su vez, en la enorme asamblea del pasado sábado, se definió impulsar una gran campaña por la aparición con vida YA de Facundo Castro, entre muchas otras resoluciones, como el repudio al aumento de presupuesto a las fuerzas represivas. Pero los compañeros de la tendencia del PO, optaron por restarle importancia a esta pelea democrática central que venimos dando desde la izquierda, organismos de derechos humanos y quienes no naturalizamos las desapariciones forzadas y la brutalidad policial, apareciendo tarde y testimonialmente en la movilización que se convocó en la región. Creemos que deberían reflexionar y dar explicaciones al respecto, como así también a repensar los aspectos que omiten en sus comunicados.

Desde el PTS vemos que la asamblea que impulsamos junto a los compañeros activistas de las facultades donde surgen procesos de autoorganización, con docentes y no docentes es un gran primer paso en la perspectiva de coordinar junto a toda la izquierda de manera independiente. Muchísimas discusiones muy importantes atravesaron la asamblea y en ese sentido, cientos de estudiantes de casi todas las facultades de la UNLP sacaron conclusiones muy valiosas. Lo cual ubica al conjunto del movimiento estudiantil en mejores condiciones para pelear para que los Centros de Estudiantes sean puestos en función organizarnos y para exigirle a la FULP una interfacultades interclaustro para coordinar y resolver cómo enfrentar la crisis, cuestión que los compañeros de la tendencia del PO omiten mencionar. Por eso insistimos en que los compañeros, que se negaron a impulsar en común este encuentro que resultó fructífero en muchos sentidos, reflexionen. Nosotros en el camino de reagrupar a la vanguardia estudiantil seguiremos llamando a la unidad para arrancarle a la FULP una gran interfacultades y en ese sentido, prepararnos y hacerle frente a la crisis en curso.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO