Juventud

BAHÍA BLANCA

UNS: Elogio a la precariedad y la meritocracia mientras crece la deserción

En las redes sociales de la institución replicaron un artículo de La Nueva titulado “Mateo, el alumno de la UNS que vive en el campo y sube a un médano para conectarse”. Lejos de problematizar las enormes dificultades por las que están atravesando montones de estudiantes, usan a Mateo como ejemplo de “voluntad” para desligarse de sus propias responsabilidades.

Sábado 6 de junio | Edición del día

En el día de hoy La Nueva [1] publicó la historia de Mateo, estudiante de la Licenciatura en Ciencias Biológicas, quien enfrenta problemas de conectividad por vivir en un contexto rural.

En el mismo articulo donde Mateo cuenta como se organiza para poder participar de las clases virtuales, también señala que no está pudiendo participar con normalidad de las clases, teniendo que elegir cuando participar: “Por los problemas de conectividad y el gasto de los datos móviles, Mateo solo participa de las videollamadas que considera más necesarias. Después se maneja con la descarga de archivos PDF que envían los profesores.”

Lejos de ser una excepción, esta es la situación de montones de estudiantes que no tienen internet de calidad o dispositivos aptos para un cursado no presencial. Ante el inicio de las clases virtuales, la universidad organizó un relevamiento acerca de problemas de conectividad donde 1280 estudiantes manifestaron distintos problemas. La respuesta de la UNS fue más de un mes después de arrancadas las clases entregar 185 tablets con conexión 4G incluida, abarcando a poco menos del 15% de les estudiantes que manifestaron problemas.

¿La voluntad ante todo?

La replica por parte de la UNS de esta noticia, generó un debate en el Instagram donde el propio usuario de la universidad se puso a responder.

Además de estos comentarios críticos, hubieron otros que aplaudieron a Mateo, valorando su esfuerzo. como el de muches otres compañeres que hacen malabares para seguir cursando en esta crítica situación.

Sin embargo acá el debate no pasa por valorar o no el esfuerzo que hace un compañero, sino que la UNS se aprovecha del ejemplo de Mateo para replicar una lógica meritocrática donde se desliga de sus propias responsabilidades institucionales, y les estudiantes pasamos a ser responsables individuales de nuestro rendimiento académico sin importar en las condiciones en que podamos o no cursar.

En una reciente encuesta que funcionó como muestreo de distintos departamentos, se ve la realidad que están viviendo miles de estudiantes: Problemas anímicos, exigencias desmedidas, falta de espacio personal, pérdida de ingresos y dificultades para costear necesidades básicas como alimentos, elementos de higiene personal, servicios, etc. La mitad de les encuestades manifestó conocer gente que dejó la uni los últimos meses o que lo está evaluando.

Te puede interesar: Encuesta en la UNS revela graves problemas para estudiar y deserción.

Frente a esta verdadera crisis que requiere políticas universitarias y gubernamentales de fondo, la Universidad se desresponsabiliza totalmente y encima nos invita con esta publicación a que tomemos este “ejemplo de voluntad y trabajo en circunstancias adversas”, un verdadero elogio a la precariedad en las condiciones de estudio.

Ya que la UNS quiere dar ejemplos de “voluntad y trabajo en circunstancias adversas”, podríamos hablar de compañeres estudiantes que son trabajadores del comedor y están contratados con menos derechos y salarios que un trabajador de planta de la UNS, igual que los de limpieza y seguridad que están bajo empresas tercerizadas. O también podemos hablar de los docentes sobrecargados y ayudantes que en los hechos son considerados de segunda. Ejemplos de trabajar en condiciones adversas sobran, les estudiantes somos mayoría entre les trabajadores no registrades y precarizades ¡Lo que necesitamos no es que nos feliciten por nuestro esfuerzo, sino que nos reconozcan nuestros derechos!

Organizarnos para que nadie quede fuera de las aulas

Les estudiantes tenemos el derecho legítimo a hacernos oír en esta situación. Necesitamos organizarnos con nuestres compañeres por instancias democráticas con libre participación sin restricciones, donde tengamos voz y voto para discutir junto a docentes y no docentes nuestras condiciones de cursada: Qué necesitamos estudiar, cómo y para que. Definir en común contenidos prioritarios, ritmos de cursada, posibilidades reales de clases y acceso virtual. Asimismo tenemos derecho a conocer los recursos con que cuenta la universidad y ser parte de la definición de cómo distribuirlos, para aumentar el monto y cantidad de becas.

Esto no podemos separarlo de una problemática política, qué medidas va a tomar el gobierno frente a la crisis. Como habíamos señalado:

“Para que la crisis no sea descargada sobre nuestras espaldas, va a ser necesario unificar reclamos y fuerzas con otros sectores de trabajadores y estudiantes, algunos de los cuales ya se están organizando como la Red de Trabajadores Precarixs e Informales que da pelea a la precarización laboral y de la vida, y tiene como puntos urgentes de reclamo el IFE para todxs en la vía de conseguir el salario de cuarentena antes citado. (Salario de cuarentena de $30.000 basado en el impuesto a las grandes fortunas)

Finalmente reiteramos una conclusión central del analisis de las encuestas:

"La decisión está en nuestras manos. La “nueva normalidad” puede ser la de una universidad elitista, donde cada vez seremos menos y se profundizan los valores individualistas y la mercantilización del conocimiento, o puede ser también la de una universidad al servicio de las necesidades de los sectores populares, que garantice realmente el libre acceso y permanencia a los que hoy quedan excluidos.

Si te interesa sumarte a estas peleas, podes escribirnos a las páginas de Tesis XI Bahia Blanca en Instagram o Facebook.

Si te interesa conocer más sobre la Red de Trabajadores Precarixs, podes clickear acá.

Si te rechazaron del IFE podes sumarte al reclamo de IFE para todes, completando este formulario (click acá) Tambien podes ayudarnos a difundir, reenviandolo o pasandoselo a alguien que sepas que no lo haya cobrado.









Temas relacionados

Educación   /    Universidad Nacional del Sur   /    Precarización laboral   /    Crisis    /    Provincia de Buenos Aires   /    Bahía Blanca   /    Universidad   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO