Cultura

DOCUMENTAL

Pre-Estreno: Juanas, bravas mujeres

Tiempo estimado 7:57 min


El viernes 13 a las 19hs en la Muestra DOCA podrá verse el pre-estreno de este documental de Sandra Godoy sobre la historia de Juana Rouco Buela

Miércoles 11 de diciembre de 2019 | 17:00

Como parte de la sección pre-estrenos de la Muestra DOCA "Pantallas de la resistencia, las luchas despiertan" que se realiza en La Manzana de las luces del 12 al 18 de diciembre podrá verse este documental que se suma también a otras producciones con temáticas de género y diversidad como Yo aborto, tu abortas, todxs callamos, que tendrán su lugar en la muestra.

Para más información: Muestra DOCA: Pantallas de la resistencia, las luchas despiertan

Juanas, bravas mujeres , de Sandra Godoy, abarca la historia de vida de Juana Rouco Buela y su lucha por los derechos de la mujer. Con base en un relato autobiográfico publicado en 1964 se recorren importantes momentos de la historia de comienzos de SXX en Argentina como las huelgas de los Inquilinos en 1907 y la de los Talleres Vasena en 1919, en las que tuvo activa participación. La película sigue el camino de Juana como deportada, siendo parte de protestas obreras en Brasil y Uruguay, como también de su impulso a la publicación del periódico Nuestra Tribuna, escrito y dirigido por mujeres, que la convierte en una de las activistas anarquistas más relevante del Río de la Plata. Como destaca la sinopsis de la película “Juana fue una intensa trabajadora, que peleó en su doble condición de explotada dentro y fuera de su ámbito de militancia hasta sus últimos días. Hoy, como ayer a aquellas bravas mujeres, la misma lucha nos encuentra en la calle, unidas, reclamando por nuestros derechos y oportunidades, pugnando por una sociedad más justa y libre”. Como adelanta el tráiler, distintos recursos narrativos y estéticos son utilizados para construir este relato que trata tanto de historias pasadas como de sus ecos y relaciones con el presente.

Sandra Godoy es egresada del IDAC – Avellaneda, realizadora y productora de diversos documentales como Agua de Fuego (2001). Fue miembro de la productora independiente Grupo de boedo films que junto a Contraimagen y el colectivo Kino / Nuestra Lucha producen la Trilogía Brukman y 4 estaciones, cortometrajes que reflejan el proceso de lucha de la fábrica textil durante los años 2002 – 2004. También colaboró en documentales como NN, ese soy yo (2001) de Gabi Jaime y en Birrilata, una vuelta en tren (2015) de Lorena Yenni. Junto a Julio Tejeda realizaron Un Gigante dormido (2008) sobre los Talleres ferroviarios de Tafi Viejo - Tucumán. Conversamos con ella a propósito de este pre-estreno.

LID: ¿Cómo surge la idea de contar la historia de Juana Rouco?

Sandra: Los documentales que realicé anteriormente me llevaron a conocer y retratar grupos de mujeres, que en sus diferentes roles batallaban no solo en su vida cotidiana sino en las calles también. Me interesé en las mujeres de principio de SXX y en especial las anarquistas, me topé con material de varias investigadoras que ya habían corrido el velo que cubría la participación en las luchas sociales de estas y otras mujeres, mujeres oprimidas, in visibilizadas, pero también mujeres firmes en la pelea por sus derechos.
Entre ellas estaba “la Juana”, madrileña, autodidacta, anarquista, escritora, gran oradora y combativa. La lectura “Historia de un ideal vivido por una mujer”, su libro autobiográfico me empujo a seguir la búsqueda, así logré conocer a compañeros de militancia y a sus nietas, que abrieron su corazón permitiéndome conocer un lado más personal y cotidiano de Juana, también me dieron la oportunidad de acceder a material único, archivo inédito, que su hija y luego sus nietas logrado atesorar.
Así comencé a contar la historia de una mujer con una fuerza arrolladora y una gran convicción por la búsqueda de la justicia y libertad.

LID: ¿Qué puntos de encuentro destacas entre la lucha de las mujeres de comienzos del SXX y las actuales?

Sandra: Claramente el contexto en el que vivían aquellas mujeres no es el mismo que el nuestro, pero hoy como ayer se nos sigue relegando, dejándonos en un plano menor al del hombre.
A principios del SXX, las protestas obreras eran constantes, eran pocas las mujeres que salían a la calle a pelear junto a los compañeros por mejores condiciones de trabajo -no se les estaba permitido -, Juana fue una de ellas, en esa lucha fueron tomando conciencia de la opresión en que se encontraban y el lugar que ocupaban en la sociedad, entonces salen a luchar también por sus derechos “La emancipación de la mujer no puede ser distinta a la del hombre, seguramente esta definición asustara a los que creen que la mujer sirve solamente para los quehaceres del hogar y los placeres sexuales” (Nuestra Tribuna,Año1,N°9, 1922)
Si bien se han logrado avances en todo este tiempo, hay temas por saldar, ejemplo: el mercado laboral tiene una serie de prejuicios de género que dificulta la inserción laboral de las mujeres y más si están en situación vulnerable. La desigualdad de oportunidades a la hora de ascensos o cambio de tareas siempre son más accesibles para los hombre, el hecho de que una mujer ocupe un puesto con cierta autoridad suena como una amenaza y casi siempre es descalificada con comentarios misóginos.
Hasta no hace mucho era visto como natural que mujeres que contaban con alguna profesión o carrera, la abandonaran al entablar una unión con un compañero, con el objetivo de prepararse para tener hijos y formar un hogar, si bien hoy existe una transformación en ese ámbito, siempre sigue siendo una presión a la hora de que la mujer sale a la calle.

La maternidad para aquellas mujeres anarquistas fue motivo de escritura, también el respeto al cuerpo, la decisión de ser madres o no, fueron temas que abordaron dejando claro que la maternidad es un deseo no una imposición, he aquí uno de los mayores puntos de encuentro con el presente, aún hoy como ayer seguimos gritando que nosotras decidimos sobre nuestro cuerpo. Juana en su periódico decía: “Cuando no se tiene los medios económicos para dar una alimentación o una educación adecuada, recomendamos a las mujeres que se abstengan de procrear, empleando para ello los medios de preservación científica que no menoscaban en nada la naturaleza del acto fisiológico” (NT Año2, n°171923). Si bien en este texto se remarca como único motivo para no ser madres, el económico, en nuestro presente el deseo está también por sobre cualquier mandato.
La fuerza que impulsó a esas mujeres a romper con la esclavitud es la misma fuerza que hoy nos une en este momento presente contra el patriarcado, la misma pero renovada, alimentada por todas, es la marea que viene arrasando. “La inferioridad mental de la mujer es una mentira teológica, repetida y propagada por todas las congregaciones religiosas y jurídicas” (NT,Año1, N°1 1922)

LID: ¿Luego de este pre-estreno cual será el recorrido de la película?

Sandra: Juanas tiene fecha de estreno para mes marzo del año que viene, a partir de ahí comenzaría un circuito de exhibición en salas INCAA y espacios independientes, generando charlas y debate con la intención de “esclarecer nuestras mentes” como decía Juana. También se proyectará en el Madrid Indie Film Festival donde está nominada para mejor largometraje documental y se está pensando para el año que viene, una Muestra DOCA en Londres, donde película participaría

Trailer:

TRAILER_JUANAS from Sandra Godoy on Vimeo.

Proyección viernes 13 - 19hs - Posteriormente se realizará una mesa debate con la directora y referentes de la lucha de las mujeres

Manzana de las Luces, Sala de los Representantes, Perú 272 CABA

Más información:
https://www.facebook.com/documentaljuanas
@documentaljuanas





Temas relacionados

DOCA   /    Documental   /    Feminismo   /    Cine   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO