Sociedad

Por falta de respuestas, trabajadores del hospital de Centenario paran por 24 horas

Durante la mañana del jueves empezó el paro definido en asamblea. Se denuncia la falta de insumos y se exige la mejora de las condiciones laborales.

Lorena Marino

Agrupación Negra

Jueves 16 de julio | 19:58

Desde el inicio de la pandemia, la insuficiencia de recursos, preocupa a los y las trabajadoras de los distintos sectores del hospital Natalio Burd. El gobierno, con la excusa de no haber registro de casos positivos en el hospital, casi no destina recursos. Reducir la jornada de trabajo es una medida que proponen como medida de protección y tiene que ver con el cuidado de la salud física y psíquica del personal de salud.

Roger Rubilar, enfermero de internación adulto, nos contaba: “se plantea la implementación de la reducción del horario de trabajo a 30 horas de todos los sectores del hospital y que cada uno se adecue para seguir brindando la atención a la comunidad, una manera de cuidarse para cuidar. Este reclamo se debe a la situación de hacinamiento y falta de espacio, incluso antes de que empiece la pandemia”.

“Otro punto que motiva al paro es el anuncio del gobernador Gutierrez por el pago en cuotas del aguinaldo, además de que no se nos esta pagando el incremento salarial acordado por el IPC. Y porque, particularmente al sector salud, se nos esta adeudando la multa por ropa, tal cual esta estipulado en el convenio colectivo de trabajo. Tampoco se nos pagó el bono de salud que era en 4 cuotas ni se reintegró lo descontado en la primera cuota. Por todo esto, resolvimos parar en el día de hoy” afirmo Roger.

Diego Sepulveda, trabajador del sector Servicio Social expuso que "desde la dirección de este hospital no se ha escuchado ningún tipo de reclamo. Exigimos reacomodación de los sectores, que siempre han estado vinculados al acceso a todo los servicios de salud y garantizar medidas de protección y seguridad a los y las trabajadores. Esa rigidez que hay lo único que hace es exponernos a situaciones de contagio. Cuando hablamos de exponernos hablamos de que acá no se cuenta con la infraestructura para asegurar, por lo menos, el distanciamiento social en cada uno de los sectores entre los y las trabajadores".

Te puede interesar:Trabajadores del Hospital de Centenario denuncian falta de Insumos

“Nosotros estamos 8 horas encerrados lo cual indica que no deberíamos comer ni hacer muchas cosas que se hacen, es totalmente inhumano. Por eso se pide la reducción de la jornada de trabajo como medida de protección y tiene que ver con el cuidado de la salud física y psíquica. No se está pensando solamente desde una visión biologisista, tenés el barbijo, los guantes y las antiparras, sino a una situación de estrés asociada a que estamos viviendo una situación de pandemia” aseguro Diego.

Con respecto a la entrega de elementos de seguridad, Roger denunció: “no nos están entregando todo lo que pedimos, pero está llegando poca cantidad, porque nosotros todavía no tenemos casos confirmados internados en el hospital, sólo hay casos sospechosos. Cuando tengamos casos positivos no van a ser suficientes. De los 300 camisolines que pedimos envían 15. A los y las compañeros/as que hacen domiciliaria, como es el sector de servicio social, no les entregan nada”.
En el mismo sentido Diego aportó: “las compañeras del sector de gestión de pacientes, que suelen ser 12 en un espacio que tiene capacidad para 5, están usando tapabocas caseros y ninguna de ellas cuenta con un barbijo quirúrgico que les permitiría estar en contacto estrecho entre sí”.

Con respecto a los casos positivos de COVID, Roger apuntó: “no sabemos qué pasa con las personas que tienen COVID positivo y que están con internación domiciliaria. Sí tenemos dos compañeros que están con aislamiento preventivo, que los han llamado desde el SIEN, pero no desde este hospital. De hecho uno de esos compañeros solicito paracetamol, que es el medicamento que se recomienda para estos tipos de virus y tenemos una faltante desde hace meses”.
“También, vemos que hay una faltante de recurso humano desde antes de la pandemia y que se ve acrecentado ahora y que eso hace que se niegue la adecuación de horas porque les preocupa que las camas estén abiertas pero no como está el personal”.

Para finalizar Diego comenta que: “todo lo que se está diciendo acá es toda información que contamos nosotros por el hecho de estar trabajando todos los días en los diferentes servicios, por ende tiene el fundamento de ser algo que vivimos en carne propia, de nuestra experiencia cotidiana de trabajo. Y me parece muy grave que no se nos este escuchando, porque somos quienes conocemos a la comunidad y estamos en contacto estrecho con ellos y podemos reorganizar la forma de trabajo, pensando en el cuidado de las personas con las que trabajamos y pensando en nuestros compañeros y compañeras. Planteamos que a la pandemia se la está atacando de una perspectiva biologisista y no se está pensando en el cuidado del personal de salud que está frente a la pandemia. Y se pueden cometer errores graves que se podría evitar escuchando a los que estamos todos los días enfrentándola.

La organización de los y las trabajadores es lo único que está garantizando el cuidado y la protección porque estamos escuchando a los compañeros que se manifiestan.







Temas relacionados

#LasVidasdelosTrabajadoresImportan   /    Emergencia sanitaria   /    Covid-19   /    Centenario    /    Condiciones de trabajo   /    Neuquén   /    Salud   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO